viernes, 27 de febrero de 2015

Melancolía V

Un recuerdo
no espera que lo llames,
llega con la dulzura
se queda como una enfermedad
y se va con la resignación.
Inunda mis cuerdas vocales,
asfixia mi voz
con pequeños trozos de cristal.
Mis sueños son reales,
la realidad son mis sueños…
paradoja de mi visión.
Solo ves mi cordura,
aquella que solo dejo que conozcas.
¿Quieres seguir mi camino?
Lo haré,
si me dejas conocer tu locura.
Deja que la piel descanse
que los ojos rían,
las manos griten
y que el tropel de caricias inoportunas
floten en oníricos azules.
Concédeme un beso amargo
y arrúllame en delgadas líneas grises.
Busca el dulce sabor cereza
y recorre calles nuevas.
Cuando llegues al final del camino…
vuelve a dormir.

Samelh
Agosto 2008

No hay comentarios: